Analizando taxonomías.

En el artículo de Bertolucci, K. (marzo, 2003). Happiness in Taxonomy: Four Structures for Snoopy. Information Outlook, 7(3), 36-44.

Muestra cuatro estructuras de jerarquía alrededor de la misma temática ‘Snoopy’.

  1. Taxonomía según Linnaeus.
  2. Según Dewey.
  3. Taxonomía revisada Dewey.
  4. Taxonomía para determinar productos.

Nos habla de Linneaus y como utilizó la taxonomía para volcar todo su conocimiento de forma jerarquizada. Además nos remarca que una de las aportaciones que actualmente debemos tener en cuenta a la hora de crear una arquitectura de información ‘la taxonomía debe ser precisa y flexible’.  Con estos conceptos a la hora de crear una clasificación tendremos menos dificultades al ampliar esta o modificarla.

En los inicios de la taxonomía, personajes como Dewey o instituciones como ‘The Library of Congress’  implementaban sistemas de jerarquización en decimales y alfanuméricos, estos sistemas tenían sus ventajas y desventajas.

>>La ‘Miscelánea’ de información puede provocar que el usuario no sepa cómo buscar la información que necesita y crear frustración por su parte, si traducimos  esto a un ejemplo de un medio digital online el usuario va a concedernos escasos segundos para encontrar lo que está buscando y dependiendo de la necesidad, tardará segundos más o menos  en abandonar y buscar en otro sitio si no encuentra lo deseado.

El autor pone el ejemplo de cuando el creador de la tira cómica de ‘Snoopy’ se popularizó, sus tiras pasaron de la agrupación de ocio en librerías  a subir a las estanterías de arte, esto nos hace reflexionar sobre cómo debemos categorizar las estructuras.

Snoopy

Otro ejemplo que pone el autor es desde  el punto de vista de organizar a ‘Snoppy’ como una especie ‘un perro’, claramente sería una opción mala sí lo  que deseamos es encontrar la tira cómica y peor si estamos buscando información sobre especies caninas y nos encontramos una tira cómica de ‘Snoopy’.

El autor también comenta que dependiendo de la ‘biblioteca’ que ha visitado, ha encontrado un tipo de organización diferente. Sobre todo, comenta que estas podían afectar la clasificación según el tiempo y recursos que tuvieran.  >> Esto lo podríamos extrapolar al mundo digital, habrá sitios que raramente ampliarán su información por falta de medios y otras que tendrán publicaciones constantes. El sistema de filtrado y jerarquización del contenido deberá ser más profundo o facilitar alternativas para que el usuario no ser pierda entre la vasta información.

Una de las formas más efectivas de búsqueda y filtrado aparició con internet y los conocidos buscadores. Con la llegada de las tecnologías el usuario puede especificar y enriquecer sus búsquedas según sus necesidades.

Bertolucci, K nos cuenta cómo utilizó la ciencia de la taxonomía para  estructurar los productos del personaje de ‘Snoopy’. Realizar esta estructura ayudó a optimizar las ventas así como que el usuario pudiera identificar de un golpe de vista todas las clasificaciones.

> Conclusión. Jerarquización

Los 4 ejemplos de jerarquización que muestra en su artículo  Bertolucci, K.   son  útiles pero dependiendo del contexto y las necesidades. Lo que intenta transmitir el autor es que la mejor forma de organizar el contenido es según las necesidades y el contexto del usuario. Una clasificación puede ser mejor o peor dependiendo de los factores que la rodeen, el entorno (una biblioteca, un quiosco, una tienda online …)  o el tipo de usuario que la esté buscando. El usuario puede ser un especialista o alguien que se está iniciando en una temática, etc.

Lo mejor para hacer una clasificación es abórdalo según el tipo de usuario global que va a consultar la taxonomía propiamente dicha.

 

No Comments

Leave a Comment

Enjoy this blog? Please spread the word :)