Como etiquetar y organizar mi sitio web

A la hora de mostrar información en una web, debemos aprender a agrupar conceptos, jerarquizar y etiquetar pensando siempre en nuestros usuarios.

En este artículo nos centraremos en las diferentes tipologías de etiquetas existentes, la importancia de etiquetar correctamente y veremos técnicas que nos pueden ayudar a la toma de decisiones a la hora de asignar taxonomias y agrupar por categorías

Qué es la arquitectura de información web

La arquitectura de información web consiste en organizar y etiquetar de forma que sea comprensible para los usuarios. Para ello observaremos como piensan nuestros usuarios, que semántica utilizan, cuales son sus patrones de organización, como navegan y como búscan dentro de un entorno web.

Tipos de etiquetas

A continuación veremos las diferentes tipologías existenes de etiquetas. Tenemos las etiquetas contextuales, etiquetas de cabecera, etiquetas iconográficas y de navegación.

Etiquetas contextuales

Son las etiquetas que describen los links en una página de contenido o grupo de información. Los links contextuales son fáciles de crear y permiten la interconectividad entre páginas, aunque eso no significa que acaben de funcionar.

Hay que tener mucho cuidado con la ambigüedad, los usuarios pueden no entender el contenido que va debajo de estas etiquetas.

Fig. Tienda online adolfodominguez.com

Ejemplo. En el sitio web de Adolfo Dominguez existe una etiqueta llamada ‘AD+’. Es muy difícil saber que contenido o productos puede englobar esta etiqueta.

Etiquetas de cabecera

Las etiquetas usadas como cabeceras nos indican el contenido del grupo de palabras o párrafo que sigue a continuación. Como en los capítulos de un libro, nos ayudan a diferenciar los grupos o secciones de nuestro contenido y, ayudados por la tipografía y el color, nos dan información acerca de la jerarquía de los mismos.

No existen estándares, pero existen etiquetas ‘modelo’ para los términos más frecuentes presentes en la web:

Ejemplo. Inicio, contacto, sobre nosotros, servicios, ¿quiénes somos? ¿dónde estamos?, productos, etc.

Etiquetas iconográficas

Fig. Sitio web Allianz

Etiquetas de navegación

Dado que en los sistemas de navegación suele haber un número reducido de opciones debemos prestar especial atención al diseño y consistencia de nuestras etiquetas de navegación.

Un problema añadido es que el sistema de navegación será visible a lo largo de multitud de páginas, con lo cual un buen diseño o no de las mismas se reforzará a medida que navegamos a través de nuestra web. Es aconsejable, además, no cambiar las etiquetas de las mismas, ya que eso provocaría desorientación en nuestros usuarios, así como la ubicación y colores asociados a los mismos. El sistema de navegación deberá ser lo más consistente posible tanto por su apariencia como por las etiquetas escogidas para su representación.

“Las etiquetas son decisivas para que el usuario clique.”

A la hora de crear etiquetas debemos pensar a qué público nos estamos dirigiendo e intentar que estas etiquetas sean comprensibles para el mayor número de usuarios posible. Debemos tener en cuenta que estas etiquetas ayudarán también al posicionamiento del sitio web, por ello debemos investigar qué palabras clave son de uso más común en el ámbito del sitio.

Las etiquetas deben ser:

Consistentes. Asignar el mismo nombre o literal para referirse en a un mismo contenido o concepto.

Uso común. La jerga que se emplea en el ámbito.

No ambiguas. Tiene que ser lo suficientemente clara para que el usuario entienda qué contenido engloban.

Longitud adecuada. La etiquetas no debe ser demasiado largas, pero sí lo suficientemente para que se entienda el concepto.

Buscando etiquetas

Una vez claras las directrices nombradas en el anterior punto, se debe hacer un análisis o ejercicio para averiguar qué etiquetas son las más adecuadas. Se puede optar por las siguientes técnicas:

Card sorting. Hacer un ejercicio de cardsorting y repetirlo en varios grupos para ver si las etiquetas y la jerarquía coinciden. Si no tenemos los suficientes recursos se puede optar por herramientas de guerrilla online como ‘Optimal Workshop’ para hacer pruebas de cardsorting.

Investigación con usuarios. Es interesante hacer pruebas con los usuarios para averiguar si entienden realmente el etiquetado que se ha realizado.

Análisis de la competencia. La competencia nos puede servir de inspiración, seguramente utilizará etiquetas comunes, pero hay que tener mucho cuidado, puede que la competencia no haya elegido el etiquetado más óptimo para su aplicación.

Fig. Herramienta Optimal Workshop

La vida de las etiquetas

Una vez realizados los ejercicios pertinentes y haber llegado a la opción más óptima en las etiquetas el trabajo no acaba ahí, como todo proceso de diseño el etiquetado y la arquitectura de los sitios web es un proceso iterativo que necesita de mejora continua, el mercado y el mismo idioma evoluciona por lo que debemos estar permanentemente investigando cuales son las etiquetas más adecuadas. Existen herramientas de como ‘Google Trends’ que nos informa que los cambios de tendencia.

También debemos tener en cuenta aspectos geográficos en un mismo idioma, por ejemplo la palabra coche en latinoamérica sería sustituida por carro.

Índice

  1. Qué es la arquitectura de información web
  2. Tipos de etiquetas
  3. Como deben ser las etiquetas
  4. Buscando etiquetas
  5. La vida de las etiquetas

Artículos Relacionados

No Comments

Leave a Comment